LEM Loan eMarket, en El Economista

by
3 minutos
LEM Loan eMarket, en El Economista

Este 2020 se ha convertido en el un año maldito para la mayoría de los sectores económicos de todo el mundo. Pese a ello, las inversiones en el mercado de deuda han ido en alza, con un crecimiento de búsqueda de rentabilidad. De esta forma, se impulsará el crecimiento de futuras inversiones y se diversificarán, ya que los inversores buscarán oportunidades de inversión atractivas y con salida. 

Para Miguel Arimont Lincoln, CEO y fundador de LEM Loan e-Market,  y según las previsiones, “el mercado de deuda hipotecaria aumentará exponencialmente y se puede pronosticar que llegará a aumentar aproximadamente un 40%”. Uno de los principales objetivos será pluralizar la cartera de inversiones en productos alternativos para ver crecer el mercado de acciones.

En el ranking de países con más deuda privada, encontramos primero a Italia, que cuenta con cerca de 130.000 millones de euros, y a Francia con cerca de 120.000 millones de euros. Respecto a España, – tercer país de Europa con más operaciones de deuda cerrada-, el mercado de deuda asciende a 84.400 millones de euros, lo que equivale al 7% del PIB del país, aunque la previsión actual de un crecimiento del 40% y pueda llegar a los 118.000 millones de euros.

En este contexto, El Economista se ha hecho eco de los datos ofrecidos por LEM Loan eMarket, como marketplace de referencia en el mercado secundario de deuda hipotecaria en España.

 

Disminución en el plazo de las operaciones

La situación actual ha sido beneficiosa también para los acortar los tiempos en que se realizan las distintas operaciones: en el caso de una venta acordada, se puede tardar hasta tres meses; mientras que, si se genera un acuerdo entre las partes en una refinanciación, la operación puede resolverse durante el mismo mes.

En este sentido, no existe un plazo máximo para realizar los acuerdos entre las partes: siempre dependerá de la tipología de los créditos existentes y de la vía de negociación. Esto resulta beneficioso, sobre todo porque el Gobierno está ofreciendo moratorias y refinanciaciones a unas características muy atractivas para los locales de los negocios, con un mayor porcentaje de créditos impagados a partir del tercer trimestre.

Para Arimont, “se producirán -inevitablemente. - más deudas en el mercado, a raíz de que habrá más créditos morosos en el futuro. Pero también es cierto que se dará lugar a nuevos negocios, como la refinanciación del crédito, a través de la cual se llega a un acuerdo amistoso entre el deudor y el inversor, beneficioso para ambas partes”.

Artículos relacionados: